sábado, 20 de septiembre de 2014

Saber vacío

El día se apagaba
Y la noche amenazaba con llegar...
Como un náufrago
Me refugie en tu piel,
Aguardándome de que el azul de las olas
No me arrastrase a la tristeza.
Éramos dos cuerpos
Atrapados en la sombra
De un mundo que confundía el avanzar
Con el destruir.
Éramos dos almas no comprendidas,
Ni buscando serlo.
Eramos miles de personas
Y a la vez, juntos, solo una.
Queríamos ser el saber
escondido entre cada hoja,
Cada letra,
Cada palabra...
Y cuanto más nos acercábamos,
Más se alejaba.
Lo único que atraíamos
Era la desdicha de conocer de más
Y saber que no podíamos arreglar nada.
Aquello, que al final solo servía
Para acabar fundiéndote
Con esa noche amenazante.